Alba Libertad

Primary tabs

3,179 km de casa
#iamamigrant
México es amigable y accesible, te da apertura para hacer muchas cosas
Alba Libertad
Ocupación: 
Psicóloga forense
País de residencia: 
México
País de origen: 
Colombia

Comparte esta historia:

Dejé Colombia por explorar, por buscar otras oportunidades, por cambiar un poco de ambiente. Llevo en México siete meses y elegí vivir aquí porque acá vive mi hermana, desde hace 20 años ella se radicó acá, ella es un punto de referencia. Además, aquí vi posibilidades de estudiar, de presentarme a hacer un posgrado. Me pareció una buena opción para cambiar.

De México me gusta la gente, es muy amable, me ha ido muy bien con las personas en el diario vivir, en el trabajo y demás. La comida también me gusta y las posibilidades de cultura y actividades sociales es mucho más grande de lo que hay en Colombia, en Bogotá al menos. Sí hay una diversidad chévere de cosas culturales y académicas. Todos los eventos son gratis, entonces uno puede acceder fácilmente a esos temas académicos.

La principal ventaja de haber emigrado, si uno pensase regresar en algún momento, es que esa trayectoria internacional da cierto prestigio y abre puertas.        Aunque  también hay que considerar que uno regresaría sin redes académicas, hay que tomar en cuenta esto si alguien pasa mucho tiempo fuera. Si tú llevas ese tema de experiencia internacional es una ventaja grande que tienes, puedes extender las redes profesionales. Yo vengo con la experiencia colombiana y veo que hay muchas cosas que se pueden hacer de manera conjunta en Latinoamérica.

A nivel personal la ventaja es abrir el panorama, los ojos, ver las cosas distintas, aprender a concebirlas diferentes, a conocer otros espacios y otras formas de pensar. Otras formas de vivir el mundo que me parece de las cosas más enriquecedoras de viajar y más cuando tú ya te estableces, no vienes solo de turista a lo bonito y a tomarte fotos, sino ya vives en el contexto, aprendes costumbres y empiezas con ese tipo de cosas.

El principal obstáculo que he enfrentado ha sido las complicaciones en trámites migratorios. Van saliendo diferentes trabas y siempre hay que ir a migración por cualquier cosa. A veces los servicios no son amigables con el migrante, sobre todo lo administrativo.

Un choque que he identificado es el papel de la mujer por dos cosas principales: uno es el estereotipo de mujer colombiana, de las ideas preconcebidas de la mujer colombiana que -de alguna manera en algunos espacios- determinan la manera en cómo las personas te abordan o te miran o te dicen; el otro es el tema de ser mujer - ser mujer soltera, vivir sola, no tener novio, marido o ni nadie que sea el hombre que te cuida-. Lo he sentido en la interacción en muchos espacios.

Por ejemplo en un restaurante preguntan: “¿son solo ustedes dos?”, cuando van dos mujeres, micro-machismos que uno percibe a diario. Otro ejemplo, en un taxi y el taxista nos omite hasta que el hombre dice algo. Ese tipo de cosas que pasan en toda Latinoamérica, pasan en todo el mundo, pero aquí yo los he sentido mucho más. El tema de citas y salir. Yo decido muchas cosas y siento que con determinadas personas esas actitudes no están aceptadas, en ese aspecto mi hermana me asesora mucho. No me atrevo a generalizarlo pero si he percibido ese tipo de cosas.

Lo que he aprendido en Colombia me ha servido en México. Aquí en México van a un ritmo más lento, todo va más despacio y en Colombia uno va a mil, el colombiano es muy acelerado o ansioso. Cuando uno llega ese primer choque es súper fuerte, es negativo porque es muy grande, pero es positivo porque esas habilidades que tienes de ser muy ágil te sirven en determinados contextos.

No me ha costado tanto integrarme porque al venir aquí mi hermana ya llevaba mucho tiempo, ella me ha ayudado en esa adaptación y sobre todo en lo cultural que nadie te lo dice. Te dan la lista de lo administrativo, pero la lista de cómo comportante adecuadamente me lo dio mi hermana, cómo llamar, cómo preguntar, las diferentes palabras que usamos, etc.

Para mi futuro contemplo todas las posibilidades. A mediano plazo -a 4 años- yo sí quisiera seguir aquí, seguir trabajando y seguir estudiando. El próximo año hago papeles para la UNAM con el fin de ingresar al doctorado. Uno de los beneficios que tiene México es la facilidad de la educación, de buenas oportunidades gratuitas o de bajo costo, porque estudiar en Colombia es carísimo. Es una cosa muy positiva que si uno está en México debe aprovechar.

Si me saliera la oportunidad de vivir en otro país estaría gustosa. Creo que estoy en la edad y tiempo para hacerlo, pero eventualmente sí quisiera regresar a Colombia porque pienso que quiero aportar, que toda esta experiencia y todo este conocimiento que se adquiere sirva para mi país. En un determinado momento, cuando cumpla planes académicos y laborales, sí quiero regresar a Colombia.

México es amigable y accesible, te da apertura para hacer muchas cosas. En México te va a tocar trabajar duro, pero lo puedes hacer. 

Related Sustainable Development Goal(s):

 

https://together.un.org            http://usaim.org/            https://sustainabledevelopment.un.org