las historias

Historias

Lino José Bustamante Romero, 3,597 km
"...decidí venir a esta hermosa ciudad donde me he sentido bien recibido".
Mery, 10,172 km
“Me adapto y respeto toda cultura que no es la mía, Holanda me abrió las puertas de su país y respeto sus costumbres.”
Sandy, 3,311 km
“Tuve que migrar para poder dar educación a mi hijo”
Freda, 4,345 km
"Siento la dificultad de estar lejos, pero sigo avanzando."
Dora Jazmín, 10,112 km
"Debemos ser muy responsables de nuestra libertad, pues libertad no significa hacer lo que queremos."
Xavier , 2,677 km
“Algún día espero ayudar a la gente en El Salvador.”
Jean Claude, 5,756 km
''Cuando los migrantes llegan a un nuevo espacio hay un cambio, la gran mayoría aportan desde su cultura y su conocimiento.''
Noemí
“Mudarse es un desafío muy grande, pero estoy saliendo adelante”
Adolfo
"Siempre tuve la idea de tener un restaurante junto a mi familia"
Roberto
"Mi idea siempre fue triunfar"
Susana, 6,633 km
"El impacto que tuve al llegar a Guatemala fue encantador."
Carlos, 2,313 km
"Sentí un miedo un poco raro, el tipo que sentís cuando algo es nuevo."
Morena, 589 km
"He mantenido intacto mi acento como una forma de mantener mi identidad."
Pablo , 290 km
"Somos de ambos márgenes y de ningún lado"
Edwin, 8,833 km
"Mi casa es el mundo y cada ser humano es un hermano al que trato de apoyar en lo que puedo."
Edna, 3,796 km
"Por medio de la enseñanza de baile, hago una tarea de contención social"
Liliana, 1,140 km
"La verdad es que la experiencia hasta ahora ha sido muy buena"
Amelia, 2,455 km
"Mi potencial es la labor social y siempre estoy participando en muchas actividades"
Olivier, 11,026 km
"Agradezco la oportunidad que me brindó Argentina, cuya política migratoria es un ejemplo para el mundo"
Anne, 11,626 km
"Relatar mi experiencia y poder dilucidar los problemas que podemos tener los migrantes"