Camila

Primary tabs

1,445 km de casa
#iamamigrant
“Pienso en el compañerismo y en el respeto, por sobre todo”
Camila
Ocupación: 
Profesora de Historia y Geografía
País de residencia: 
Argentina
País de origen: 
Chile

Comparte esta historia:

Tengo 25 años. Soy profesora de Historia y Geografía, licenciada en educación, y diplomada en gestión del patrimonio cultural. Actualmente curso la maestría en literaturas española y latinoamericana de la Universidad de Buenos Aires.

Llegué a Argentina gracias a las letras. El año 2015 viajé para presentar mi primer libro de poesía, “Cautiverio”, en La Libre, en San Telmo. También participé en la FLIA (Feria del libro independiente y autogestiva) que ese año se realizó en el Corralón de Floresta. En ese viaje entregué mi postulación para la maestría en la UBA. Si bien no tenía mucha fe en la aceptación, tuve unas inmensas ganas de quedarme en Argentina: la ciudad, la arquitectura, los eventos artísticos y culturales, todo me pareció atrayente. Recuerdo haber conocido en esa primera instancia en Buenos Aires a muchas personas cuyos trabajos poéticos y musicales me encandilaron. Me pareció que había mucha creatividad dando vuelta, tuve ganas de conocer más a fondo esos proyectos.

Vine a vivir, luego de la aceptación de la maestría, el 2016. Y me alegro muchísimo de la decisión. Si bien hay momentos en que extrañas algunos aspectos de tu país de origen (en mi caso, especialmente a la familia y [email protected], los paisajes del sur, -es indudable la belleza del puerto y sus tormentas- y de cuando en cuando el trabajo que desempeñé como profesora de Historia en enseñanza media), es muy enriquecedora la tarea de vivir nuevas experiencias en contextos culturales que te llevan a desnaturalizar ciertas cosas, cuestionar otras, tomar consciencia del sustrato cultural y contextual de muchas de nuestras creencias, actitudes y preceptos que muchas veces consideramos innatos o incuestionables. Ya sabes, ponerte en la palestra, contrastar tu cotidianidad con muchas otras cotidianidades. Ver cuánto hay de ti fuera de lo conocido; del trabajo establecido, de las personas que te reconocen, de las calles de las cuales te has apropiado. Notar qué tan arraigados están conceptos de los cuales puedes enorgullecerte o no. Sobre todo no. Abandonar tus supuestas verdades y tus certidumbres para abrirte paso a todo lo que pueda venir, aunque esto implique arrastrar mucho temor y dudas.

Aquí he conocido grandes personas. Me enorgullezco de [email protected] [email protected] que le ponen el hombro al trabajo, poetas, artistas visuales, actrices, que trabajan y trabajan y trabajan sin que el cuestionamiento de la validez o productividad de su trabajo entorpezcan las ganas que le ponen a todo. Muchas movidas autogestivas que perviven gracias al aguante que hacen todos quienes asisten, organizan, participan, gozan de ello. He podido participar en algunos circuitos independientes y me siento muy a gusto cuando puedes disfrutar del trabajo de tus compañ[email protected] y te das cuenta que ellos también valoran y disfrutan mucho del tuyo. Comparto la sensación que he tenido en experiencias en Chile, basadas en el respeto de la gente que está dando el aguante. Pienso en el compañerismo y en el respeto, por sobre todo.

No sé cuánto tiempo esté en esta ciudad. Realmente no lo sé. Por lo pronto continúo cursando la maestría, se viene la segunda edición de “Cautiverio” por parte, esta vez de ARTEXTO, editorial argentina y estoy en proceso de escritura de un nuevo proyecto, titulado tentativamente “Encuentros en aguas”.

Me gusta sentir que esta es una experiencia recíproca: aprendo muchísimo de la ciudad y de la gente que aquí he podido conocer, y del mismo modo intento entregar lo que sé hacer, lo que me gusta, participando en encuentros, viviendo las movidas que arman las editoriales independientes, leyendo y escuchando poesía tanto como puedo.

 

Related Sustainable Development Goal(s):

 

https://together.un.org            http://usaim.org/            https://sustainabledevelopment.un.org