Pamela

Primary tabs

11,359 km de casa
#iamamigrant
“Mi Hogar es donde sea feliz y pueda ser yo misma”
Pamela
Ocupación: 
Periodista
País de residencia: 
Australia
País de origen: 
Chile

Comparte esta historia:

Pamela Schulz 48 años, a los 31 me fui a Alemania y a los 47 me fui a Australia. Porque quería salir de este pequeño villa llamado Santiago que, aunque cuente con 7 millones de habitantes se siente como vivir en el campo, aislada del mundo.  Además quería aprender otros idiomas y ser yo misma pues buscaba libertad en todos los aspectos. Chile es un país muy conservador y machista. Ser mujer y vivir en Chile no es una buena combinación.
 
En Alemania fue como que me enamoré del país porque me invitaron  el año 98 a un festival de cine y Leipzig me encantó. Ciudad estilo años 70 y gente muy amable.  Pero cuando me fui a instalar elegí erróneamente Berlín. Me imaginaba todo moderno y con gente rubia y la verdad no era tan así.  . Me pareció eso sí una ciudad moderna  en transporte y enorme donde era fácil perderse por la telaraña de metros que tienen. Me sorprendió la cantidad enorme de grasa que se come  y  lo barato que era todo en los supermercados.

Cuando llegue a Australia fue diferente porque llegué más adulta y eso influye tu manera de ver las cosas. Pero me encantó desde que pisé el aeropuerto en Sydney pues se nota que es otro mundo. Una impresión maravillosa de ver gente de todas partes del mundo mezclados e integrados entre si. Muchas parejas interraciales. Nada de grupos apartes. Gente educada y feliz. No venía con grandes expectativas pero fueron superadas con creces a medida que pasaban los meses.

No echo de menos a mi país, tan solo un poco.

Mi aporte es ser trilingüe y bueno tener una muy variada experiencia laboral forjada en Chile y Alemania

En Alemania trabajé como periodista online para la Deutsche Welle. Fue el trabajo más hermoso que haya podido tener que llenaba mi espíritu pero no gané dinero

En Chile trabajo como guía turística  y aquí también he trabajado en turismo pero en el puerto para los cruceros que llegan muchos a Sydney.  Aunque ya terminó la temporada y actualmente trabajo en el área retail, pero te puedo decir que los sueldos son dignos. Si trabajo un domingo gano lo que alguna vez gané en Chile trabajando un mes. Chile está muy mal económicamente con sueldos son de dos dólares la hora. No convence la propaganda que somos Beverly Hills de Sudamérica si los sueldos son de hambre.

Mi mayor desafío aprender a hablar bien el idioma y no pronunciar como latina. Al menos ya no me confundo con el alemán porque se me está olvidando. El inglés que aprendí en el colegio o en esos institutillos caros no me sirvieron de nada. El nivel de exigencia es más alto aquí. Es caro pero aprendes de verdad. A las personas que sean felices donde se encuentren y si regresan a su país mejor ni cuenten que estuvieron fuera porque eso no cae bien a todos y así se evitan pasar situaciones desagradables.

 A los países anfitriones,

Para Australia: Muchas gracias por ser tan tolerantes y amables con los extranjeros y por darnos la oportunidad de desarrollarnos y trabajar.

 Para Alemania:  Pues que la vida no es sólo deberes y trabajar. Que se relajen un poco, hagan más amistades y disfruten la vida, aunque yo se que con ese frío es difícil.

Mi Hogar es donde sea feliz y pueda ser yo misma

 

Previous Country of Residence: 
Alemania

Related Sustainable Development Goal(s):

 

https://together.un.org            http://usaim.org/            https://sustainabledevelopment.un.org