Ian Carlos

Primary tabs

12,152 km de casa
#iamamigrant
“Aves migratorias”
Ian Carlos
Ocupación: 
Músico
País de residencia: 
Alemania
País de origen: 
Chile

Comparte esta historia:

Soy Ian Carlos Herrera Contreras, tengo 27 años, me fui de Chile a buscar nuevas oportunidades a los 21 años. Sentía que era momento de conocer nuevos lugares y de migrar, además quería comenzar mis estudios formales de violín barroco y en Chile esa posibilidad no existía, así que me fui a Ámsterdam en Holanda. Actualmente vivo en Leipzig, Alemania.

No era la primera vez que salía de Chile pero mudarse a un nuevo país es distinto, el choque cultural, las tradiciones, el diario vivir son cosas que uno debe observar detenidamente para poder aprender y por suerte, Holanda es un país muy abierto, que recibe muy bien a los inmigrantes, pero honestamente lo que más me sorprendió fue el orden, los trenes, el aeropuerto gigante, el idioma, como se veía la gente y la puntualidad de las cosas.

De mi país lo que más echo de menos es a mi familia y a los buenos amigos que allí hice. Uno de los costos más grandes cuando te vas de tu país, pienso, es tener que perderse tantos momentos del diario vivir de los que más amas. También extraño la geografía chilena y sentir la proximidad del mar.

Mi aporte a este país es entregar música e intentar integrarme lo más posible a la escena musical de donde vivo porque con eso ayudas a enriquecer la cultura de este porque aportas tu granito de arena a la conservación de las tradiciones, es como intercambiar un pedacito de tu tierra por otro de una nueva.

Aquí en Alemania de momento estoy terminando mis estudios de Violín barroco en la Hochschule für Musik und Teather ‘Felix Mendelsohn Bartholdy’ de Leipzig y al mismo tiempo intentando trabajar lo más posible como músico ‘freelance’.

Ahora mismo mi mayor desafío es que al terminar mis estudios pueda sostener todo por lo que he trabajado tanto. Tengo el apoyo emocional siempre de mi familia y pareja, lo que hace todo más llevadero, pero por sobre todo creo que mi desafío esta en estar dispuesto a equivocarse, experimentar y aprender de ello cada vez.

Lo que más recomendaría a las personas que vuelven a sus países es mantener la apertura de pensamiento que obtuvieron al vivir fuera, a valorar lo que tienen y ser agradecidos con sus propias vidas y oportunidades. Dejar la critica a un lado e integrar todo lo aprendido para hacer de sus países mejores lugares. Aunque nosotros migramos, la vida en los países que dejamos continúa, sin nosotros, como la de todos los que nos rodean y aunque entender eso a veces cuesta, si nos mantenemos abiertos a aprender, puede ser muy enriquecedor.

A las personas de mi país anfitrión solo darles las gracias, gracias por las oportunidades entregadas y por confiar en mí. Agradecería si pudiese también a todas las personas con las que me he cruzado a lo largo de mis viajes o de los otros países donde he vivido.

Estoy muy agradecido y me siento muy afortunado de tener la vida que tengo. He trabajado muy duro para obtenerlo y no es fácil ser inmigrante, pero lo haría sin duda de nuevo cada vez que pudiese y no cambiaría nada de lo que he vivido. Vengo de una familia donde si bien los recursos no sobraban, siempre se nos enseñó que con trabajo y dedicación podemos obtener cualquier cosa que nos propongamos.

Dónde es tu hogar para ti? Es una pregunta que por coincidencia me he estado haciendo desde la última vez que visite Chile después de tres años de no ver a mi familia. ¿Dónde está mi hogar? De momento lo único que he podido responder al respecto es que mi hogar esta donde estén las personas a las que quiero. No tiene por qué ser un lugar físico porque cuando te mueves tanto eres ciudadano de ninguna parte. Yo pienso que el hogar se lleva dentro, en el mismo lugar donde llevamos a los que amamos.

Related Sustainable Development Goal(s):

 

https://together.un.org            http://usaim.org/            https://sustainabledevelopment.un.org