Fernando

Primary tabs

9,326 km de casa
#iamamigrant
“Un viaje largo es como la lectura de un buen libro que cambia un poco el prisma con el que ves las cosas”
Fernando
Ocupación: 
Consultor en diseño de experiencia de usuario
País de residencia: 
Nueva Zelanda
País de origen: 
Chile

Comparte esta historia:

Mi nombre es Fernando Ortega, viajé de Santiago de Chile a Nueva Zelanda (NZ) teniendo 32 años, con una visa para trabajar en empleos temporales. Llegamos juntos con mi pareja, tuvimos la buena suerte de ambos obtener la visa. Estuvimos casi 2 años. Ambos salimos de Chile con ganas de conocer otra realidad, salir de nuestra zona cómoda. Sabíamos que el idioma iba a ser un tema, y así fue.

El inglés del colegio o la universidad, el de las películas gringas, no sirve en NZ, al menos los primeros meses. Usan mucho “slang” y tienen una pronunciación diferente. Para explicarlo en simple, es como el español “chileno” para un gringo, difícil de entender hasta para nuestros propios hermanos latinoamericanos. Pero en estricto rigor, esa es la única barrera realmente difícil para un chileno recién llegado a NZ.

Los trámites se hacen rápido, la gente local es amable, todo funciona de manera ordenada. Nuestro objetivo inicial era encontrar trabajo, juntar plata y viajar tanto dentro de NZ como fuera, particularmente ir al sudeste asiático. Pero cuando uno inicia un viaje largo, las cosas cambian.

Las ideas que uno tiene sobre su propio país y la del país de destino, también cambian. Uno mismo cambia. En verdad no tuve nunca una idea sobre el país al que llegué.

No sabía absolutamente nada de Nueva Zelanda. Los “kiwis” (gentilicio de facto de los neozelandeses) menos saben siquiera existe un país llamado Chile. Una de las mejores sensaciones de llegar a un país con otro idioma, cultura e idiosincrasia es la sensación de anonimato. No conoces a nadie y nadie te conoce, eso te da una sensación de libertad que compensa la sensación de no tener nada seguro en un país extraño. Al mismo tiempo esa incertidumbre hace que de uno afloren capacidades que de otra manera no lo harían. Ejemplo: estando en Chile nunca me imaginé capaz de trabajar en el campo.

En NZ manejé tractores, motosierras, podé manzanos, hice aseo en plantas industriales. En mi último empleo ejercí de cocinero industrial para una empresa que exportaba a varios países. En un día normal cocinaba (en realidad operaba maquinaria) 6 toneladas de mermelada, salsas, manjar, etc.

Estando en Chile nunca me vi capaz de compartir mi día a día con “kiwis” de tomo y lomo, kiwis de pueblo (los citadinos absorbían con más facilidad la cultura gringa/australiana). ¿Qué es un kiwi de tomo y lomo? Alguien conectado a la naturaleza (protegida por ley) de un país multicultural (los nativos maoríes son respetados y tienen voz y voto) y que gusta de la tranquilidad y las cosas simples: beber cerveza y ver el rugby, la verdadera religión de NZ.

Algo de esa sencillez me traje de vuelta a Chile. Creo que hay que aprovechar al máximo la estadía en otros países y tratar que la misma sea de al menos un año, quizá el período mínimo para “salir” realmente del país de origen. Lo demás son viajes de vacaciones que no dan otra cosa que fotos para facebook, pero poco y nada para uno mismo.

Un viaje largo es como la lectura de un buen libro que cambia un poco el prisma con el que ves las cosas. Ganas perspectiva. Estando afuera, toda idea sobre el país de origen se magnifica, los defectos se hacen más notorios, pero también las virtudes. Después de haber estado en un país con un nivel de calidad de vida entre los mejores del mundo -y de haber tenido la posibilidad de vivir allí- siento que mi lugar está en Chile. En NZ me percaté de la fortaleza que da el simple hecho de conocer bien el idioma propio. De lo invaluable que es poder tener aquellas conversaciones con los amigos, de poder intercambiar ideas, quizá sin un propósito evidente, sino por el puro placer de hacerlo porque sí.

Related Sustainable Development Goal(s):

 

https://together.un.org            http://usaim.org/            https://sustainabledevelopment.un.org