las historias

Miguel Pérez, 7,520 km
Granada es muy bonita y la gente es muy amable, muy campechana, me encanta su humor y la forma de darse abrazos y besos como en Cuba
Miguel Pérez, 7,520 km
Granada es muy bonita y la gente es muy amable, muy campechana, me encanta su humor y la forma de darse abrazos y besos como en Cuba
Dany Redondo, 8,464 km
Esta crisis por COVID-19 nos deja un sinfín de oportunidades y nos obliga a abrir la mente para enfrentar nuevas situaciones
Silvia Plácido Bauer, 10,880 km
“Ser migrante me enseñó a dar lo mejor de mí”
Paula Whittembury, 10,449 km
“Mis deseos de seguir persiguiendo mis sueños me motivan a continuar con la lucha”
Fiorella Esafe, 4,215 km
"Muy orgullosa de representar a la mujer peruana en el Ejército de los Estados Unidos"
Lizbet de la Cruz, 10,468 km
"Cambiar no significa olvidar mi pasado"
Joseph Castillo, 3,135 km
"Me veo graduándome y viajando a otros países"
Giannina Villarán Bettis
"Me siento muy feliz de representar a Perú por medio de mis carteras"
Katherine Tinoco Reyes, 10,161 km
"Espero algún día tener alumnos de baile británicos para así difundir más la cultura peruana"
Héctor Ramos
La mano de obra indígena es muy eficiente. Somos gente de campo, trabajadora. Al llegar a otro país se dan cuenta de esto y se aprovechan.
Issam Jalboukh , 12,948 km
Solo hay dos puntos a tener en cuenta: voluntad para trabajar y aprender el idioma rápidamente.
Hanan, 12,466 km
Ojalá la paz y seguridad vuelvan a Siria, para que podamos volver algún día.
Sharon , 3,321 km
Soy hija de la migración, pues la única forma de vivir que he conocido es extrañando
Gilberto Américo Alas Sola, 2,056 km
Una vez me preguntaron que si yo me arrepentía de la decisión de migrar a México, y no, nunca me arrepentiré.
Jorge Montebello, 10,000 km
La experiencia que me deja el salir de mi país es fuerte, ayuda a madurar, forja el carácter y hace valorar las pequeñas cosas de tu tierra.
Silvia Oramas Pérez, 6,406 km
Migrar me ha servido para ser más tolerante con lo que piensan otros, más compasiva por aquellos que tienen una situación peor a la mía.
Mario Araya, 6,914 km
He aprendido además que uno no está solo y que hay que luchar por estar bien, cuidando la salud física, mental y emocional.
Yescarleth Rodríguez, 396 km
Descubrí que migrar significa moverse y que todas las personas, física o espiritualmente, somos migrantes.
Rafael Aguilar, 9,504 km
Tengo la dicha de ser migrante por elección propia. Sin embargo, este privilegio no me ha librado de extrañar a mi familia y mis amigos.

 

https://together.un.org            http://usaim.org/            https://sustainabledevelopment.un.org